Fernando Gálvez – Lo que Terrazas ha puesto en nuestros ojos